Review | Samsung Galaxy A51: Todo lo que debes saber del equipo | Diseño, cámaras, calidad de fotos y video, software, especificaciones | Reseña | Análisis | Gama media

Uncategorized

En un mercado tan difícil como la gama media, la diferenciación es importante. En algunos casos, la búsqueda de elementos que puedan ser necesarios y útiles pueden ayudar a que un usuario se decante por modelos menos atractivos, o también un teléfono muy bonito y con buen sistema de cámaras puede resultar un desastre en rendimiento. El truco es el balance, pero ¿hay algún equipo de balance en la gama media? NIUSGEEK tiene a prueba al Samsung Galaxy A51 para saber qué tan balanceado está en la categoría.

Estas son las especificaciones del equipo:

La ligereza hecha teléfono

Es muy ligero al agarre, y eso me ha gustado. Pasé del Xiaomi Poco F2 Pro a este equipo, y realmente hay una diferencia en cómo está construido y cómo se siente en la mano.

Lleva lo mínimo indispensable: puerto para audífonos junto al ingreso para el USB-C y el parlante en la base, mientras deja los botones de volumen y bloqueo al lado derecho de la pantalla. El borde de plástico le permite mejor agarre, pero el aplauso se lo lleva la linda tapa trasera con ligeros cambios de tonalidad bajo la luz, y un serigrafiado de dos texturas muy sutil.

Al ser de plástico, tenemos dos ventajas. La primera es que es más ligero, y eso es algo que hoy se agradece. Lo segundo es que no es un imán de huellas como los de vidrio. Lo malo es que los rayones serán más frecuentes, sobre todo en el borde.

AMOLED en gama media

Aquí, Samsung nos ha dejado con un rival difícil de vencer en términos de panel: Super AMOLED FullHD+ y con cámara en pantalla para compensar la relación de aspecto 20:9. En una gama plagada de IPS, esta pantalla definitivamente destaca.

De ángulos de visión y de calidad de color andamos bien, pero hay un detalle adicional. Esta pantalla cuenta con un sensor bajo pantalla, lo que añade un mecanismo más de seguridad. Para completar el “combo” tenemos Always On Display, con información de lo que ocurre en el teléfono sin necesidad de activarlo.

Sin embargo, la respuesta táctil no es la mejor en este caso. He tenido varios problemas de respuesta en juegos y paso de apps; pero debo decir que, lamentablemente, eso está más vinculado al procesador del equipo, del que ya hablaré más abajo.

One UI democratiza las soluciones

Este A51 lleva Android 10 personalizado bajo One UI 2.1, pero debo señalar que recibí una actualización de software antes de publicar la reseña y el equipo ha heredado varias funciones de la gama alta: Single Take, Quick Share, Music Share y la grabación de pantalla ya están en el equipo, junto a un parche de seguridad de setiembre.

Como siempre menciono, las innovaciones de One UI las hemos mencionado ampliamente en reseñas de Samsung, pero todo se resume a una capa que es muy fácil de usar, que ayuda en la búsqueda de opciones – esas recomendaciones en cada menú son realmente útiles – y que vuelve homogénea la experiencia de uso de los equipos de la surcoreana.

Cámaras bien escogidas

Creo que Samsung ha entendido bien que gran parte del éxito en esta categoría es tener un buen combo de cámaras. En este caso, ha sido una combinación acertada. En el caso del arreglo principal, el sensor de 48 MP anda bien, incluso en tomas muy oscuras.

En esta edición, Samsung decide meter un lente macro de 5MP, algo que mejora la experiencia fotográfica de propuestas que van a los 2MP en este tipo de medidas. Aquí, la calidad de las fotos es mucho mejor.

El gran angular sigue siendo una apuesta segura, y la inclusión del ToF de 5MP ayuda a mejorar el enfoque dinámico de las tomas.

El lente delantero de 32 es de gran detalle, y también incluye el sistema de foto selfie amplia de varios equipos con mejor rendimiento.

En el caso del video, las especificaciones mencionan que podemos grabar en 4K, pero realmente el trabajo del procesador en ese punto impacta en el rendimiento integral del equipo.

Exynos…

Ya nos toca hablar del punto menos destacado del equipo: el procesador. Samsung escogió al Exynos 9611, el mismo que lleva la Tab S6 Lite. No está mal, pero parece que no está bien optimizado en este equipo. En algunos casos, el paso de aplicaciones resultaba un poquito más pesada, aunque la reciente actualización le ha dado un poco más de dinamismo. Sin duda, es mejor teléfono que cuando empecé a usarlo, pero frente al 720G de Qualcomm notamos un poco menos de fluidez.

La parte gráfica es un poco más entusiasta, gracias a la Mali G72 MP3, y juegos algo más pesados son empujados con solvencia, aunque con ligeras demoras en la renderización.

En temas de conectividad, el equipo responde sin problemas y se mantiene con conexión estable a WiFi de 5GHz y redes 4G. En el tema de GPS es bastante preciso, mientras que la estabilidad del Bluetooth anda sin sobresaltos. Detalle adicional: tenemos Radio FM y NFC.

Para multimedia, tener una pantalla AMOLED ayuda, pero no tenemos una compatibilidad con HDR10 o similares. Sin embargo, el panel se luce con la multimedia, y es mejor que cualquier IPS de la gama. El reconocimiento facial anda bien, pero el sensor de huellas anduvo inconsistente en mis pruebas: 7 de 10 intentos.

Estamos ante un teléfono balanceado, que mantiene ligereza en funcionamiento, pero que a veces encuentra en este Exnos 9611 un ligero cuello de botella, frente a la línea Snapdragon de Qualcomm que mejora el rendimiento en la multitarea.

Batería suficiente

Los 4000 mAh de carga son suficientes para un día promedio de uso, nada extraordinario. Aquí no encontraremos carga inalámbrica, pero sí un pequeño paño frio a la impaciencia con los 15W de carga mediante cable. Durante mis pruebas obtuve un promedio de 6 horas y media de pantalla, así que podemos estar tranquilos si nuestro nivel de uso es un poco más bajo.

¿Vale la pena?

Sí, pero con ciertas condiciones. Al inicio te decía que esta categoría se define por el balance, y aquí estamos ante un equipo balanceado, pero cuyos puntos fuertes ayudan a que el más débil de todos – el procesador – pase casi desapercibido.

Evidentemente, todo depende del presupuesto, pero depende también de la balanza en condiciones. Son pocos los AMOLED con radio y 32 megapixeles de cámara frontal, así que tendrás que poner en perspectiva los recursos que tu dinero puede cubrir. Ve por él, pero primero haz un balance de lo que necesitas.

* Equipo cedido a préstamo por Samsung Perú desde el 20 de agosto hasta la publicación de la reseña.

Source

Sharing is caring!

Leave a Reply